Ciudad de México, (LMSHOW.COM).- Luego de que hace algunas semanas Julián Figueroa se viera envuelto en la polémica tras hacerse público que usaba los sacos de su padre Joan Sebastian para sus conciertos, el joven de 21 años afirma que por ningún motivo dejará de ponerse las prendas.
“Esos sacos son míos, están en mi casa y por supuesto que los voy a seguir usando. Estoy seguro que a mi papá le gustaría que sus hijos usaran sus sacos, que no se quedarán guardados en un armario”, dijo Figueroa a LMShow cuando llegaba a la posada de la Casa del Actor, donde interpretó algunas canciones.
El muchacho de 21 años agregó que, tras el escándalo, repartirá los 30 o 40 sacos que tiene en su poder, entre todos sus hermanos. “Mi papá está bien molesto por esta situación, no le gustaría nada. Ahora repartiré los sacos que tenga en partes iguales”.
Julián rechazó que tenga alguna rivalidad con su hermano José Manuel. “No somos competencia, vamos a públicos diferentes, me lleva 20 años y vamos en mercados diferentes. Yo lo admiro y lo respeto”.

¿Qué sientes? Comparte tu opinión

Comentarios

Al aire ahora